Implantes Dentales

El implante dental es un tornillo realizado en titanio puro y que ha sido sometido a un tratamiento especial en su superficie para garantizar la óseointegración al hueso. Se trata de una prótesis médica biocompatible, apta para ser implantada en el cuerpo humano y por lo tanto sometida a los más severos controles sanitarios desde su fabricación hasta la colocación al paciente. Un diente sobre un implante se compone de tres partes: el tornillo, el casquillo o conector y la corona o funda.

Diferentes Tipos y Tamaños de Implantes

Existen multitud de tipos de implantes en el mercado. En cuanto al material podemos distinguirlos en implantes de titanio de superficie lisa o de superficie rugosa, en la actualidad hay estudios que demuestran la mayor rapidez y calidad de oseointegración del implante de tipo rugoso.

En cuanto al mecanismo antirrotatorio se dividen básicamente en implantes de hexágono interno; la implantología actual la técnica más recomendable es la combinación del hexágono interno y el cono, que nos ofrece la capacidad de bloqueo por fricción, que permite realizar una prótesis más estable en el tiempo y nos brinda más posibilidades estéticas en la rehabilitación protésica.

En cuanto a su diseño hay implantes autorroscantes e implantes que no lo son. El diseño autorroscante ofrece una mayor estabilidad primaria y facilidad de colocación y reduce considerablemente la posibilidad de recalentamiento del hueso durante la cirugía.

Tipos de Hueso en Implantología

Ilustración de los Implantes Dentales

Uno de los pilares de la implantología es la calidad y la cantidad de hueso disponible y saber si tiene o no hueso suficiente para la colocación de los implantes dentales. Los parámetros que se valoran en la ortopantomografía digital que hacemos en la primera visita son: Altura ósea; anchura del hueso; densidad del hueso. Para la valoración de la cantidad y calidad de hueso disponible para la colocación de implantes son la ortopantomografia digital y la tomografía computadorizada.

La ortopantomografía digital es la técnica radiología de elección en clinicas dentales ya que nos ofrece la posibilidad de realizar una valoración global de ambas bases oseas maxilares.

En el maxilar superior:

  • Altura existente hasta las aperturas piriformes en el sector anterior del maxilar.
  • Altura hasta el suelo del seno maxilar en los sectores posteriores.

En la mandíbula:

  • Altura ósea desde la cresta alveolar hasta la basal a nivel del sector anterior de la mandíbula entre ambos agujeros de los nervios mentonianos.
  • Altura existente desde la cresta alveolar hasta el nervio dentario inferior en los sectores posteriores.

La tomografía computerizada nos brinda imágenes precisas de la cantidad y calidad del hueso que tenemos para el implantólogo colocar el implante dental. Nos permite realizar reconstrucciones seccionales y tridimensionales.

Fases en el tratamiento con implantes

Así pues, es importante tener en cuenta que los tratamientos de implantes constan de dos fases: la cirugía y la prótesis. Y aunque la cirugía resulte siempre más llamativa y preocupe más al paciente, desde el punto de vista profesional la fase protésica es igualmente compleja y requiere conocimientos técnicos precisos, habilidad y un buen sentido de la estética para poder llevarse a cabo con resultados plenamente satisfactorios.

En cuanto a los diferentes tipos de prótesis que pueden colocarse sobre implantes podemos establecer una primera clasificación entre las:

  1. Prótesis removibles (de quitar y poner) y normalmente en resina acrílica. La prótesis removibles de quitar y poner sobre implantes son las más sencillas y económicas, dado que están elaboradas en resina. La ventaja fundamental de este tipo de prótesis es económica, siendo un tratamiento que puede ofrecer una estética aceptable, y la comodidad y funcionalidad pueden ser muy satisfactorias. Este tipo de tratamiento requiere un menor número de implantes para su realización y es desde luego un enorme avance en comodidad con respecto a la tradicional dentadura postiza de toda la vida.
  2. Prótesis fijas atornilladas o cementadas. Las prótesis fijas se emplean tanto para rehabilitaciones completas (cuando se sustituyen todas las piezas del maxilar a la vez) como para puentes de varias piezas o para piezas unitarias. La prótesis fija va cementada o atornillada sobre el pilar del implante y por lo tanto solo puede retirarse por el profesional en las visitas de control, funcionalmente es el sustituto perfecto del diente natural y permite al paciente comer y hablar igual que si tuviese sus propias piezas.

La prótesis fija se realiza en cerámica y ofrece una estética considerablemente superior a la resina. Habitualmente las prótesis de cerámica sobre implantes se elaboran sobre una precisa estructura de aleación de metales que va recubierta con la cerámica y es de producción totalmente personalizada, sin embargo en los últimos tiempos se han empezado a usar en Odontología nuevos materiales como el zirconio, que permiten que las prótesis sobre implantes puedan realizarse sin usar metales, favoreciendo una mayor estética y biocompatibilidad.

No es exagerado decir que las piezas cerámicas de calidad son “joyas únicas” de elaboración artesanal y absolutamente personalizada para cada paciente teniendo en cuenta su fisonomía, su anatomía y sus preferencias estéticas. Nunca hay dos coronas iguales.

Ventajas de reponer un diente perdido con un implante dental

Ofrece más ventajas sustituir un diente perdido con un implante que con un puente dental. Al realizar un implante dental evitamos tallar los dientes vecinos, por tanto, no se producen ni debilitación, ni sobrecarga de las piezas dentales próximas. Con el implante dental evitamos tallar los dientes que serían los pilares del puente.

Reponer varios dientes con implantes dentales

Según el lugar de las piezas perdidas, el uso de implantes dentales puede significar no necesitar tallar un puente, o si se trata de un extremo libre y no hay muelas posteriores con las que fijar un posible puente, el poder disponer de muelas fijas ante la alternativa de tener que utilizar una prótesis removible.

Contraindicaciones de los implantes

  • Pacientes con una higiene oral muy deficiente, ya que los implantes, una vez colocados, requieren una higiene meticulosa para conservarlos durante muchos años en la boca.
  • Pacientes afectados por una dependencia al alcohol o las drogas.
  • Pacientes con enfermedades generales o sometidos a determinados tratamientos que puedan interferir la cicatrización normal de los tejidos tras la cirugía de implantación(ej:diabetes incontrolada, radioterapia o quimioterapia para el tratamiento del cáncer, etc).
  • Pacientes con muy poca cantidad de hueso, o de mala calidad, que no asegure suficientemente la sujeción del implante.

En principio, sin se posee una buena salud la edad no es un obstáculo para la implantación.

Advertencias para el postoperatorio

Primera semana tras la implantación.

  • No coma ni tome bebidas calientes hasta que haya recuperado la sensibilidad en la zona anestesiada.
  • Evite cualquier esfuerzo físico (ejercicio corporal, levantar objetos pesados, participar en actividades deportivas, etc).
  • Procure hablar lo menos posible durante dos días.
  • No beba café ni alcohol durante los dos primeros días.
  • Evite fumar.
  • No mastique con el área de los implantes y evite las comidas duras.
  • Enjuáguese la boca con agua templada después de cada comida. No se enjuague muy frecuentemente ni con mucha intensidad.
  • Límpiese los dientes de la forma habitual,salvo en la zona de los implantes. No utilice cepillos eléctricos ni irrigadores orales.

Para solicitar tu cita, llámanos al teléfono 958 880 937 o rellena el formulario de contacto.